El calentamiento Global no sólo son altas temperatura y cambios climáticos, si no que también nos están dejando sin comida. Los productos agrícolas están llegando a la escases ya que los países productores de estos ya no los hacen, incentivados por Europa para que produjeran Metanol. Este es producido principalmente por procesos anaerobicos tales como los cultivos de arroz y la digestion animal.

Los precios de los alimentos están aumentando a tal punto que causarán una carestía en el mundo, al tiempo que el cambio climático complica el acceso de los más pobres a una alimentación adecuada.
El incremento en la temperatura del planeta y el mayor consumo de víveres en los países con rápido desarrollo como China e India están presionando al sistema alimenticio mundial y están impulsando los precios.
Los precios de los alimentos tendieron a disminuir desde que los científicos comenzaron a crear variedades de cultivos de alto rendimiento hace algunas décadas, “pero los días de los precios baratos pueden estar terminando”.

La ocasión anterior que el mundo experimentó aumentos en los precios de los alimentos fue de 1973 a 1974 … pero la situación ahora es totalmente diferente. Por un lado, la situación del riesgo climático y del cambio climático se ha incrementado, la vulnerabilidad climática ha aumentado.

El hambre y la desnutrición podrían intensificarse conforme resulten afectadas comunidades agrícolas sensibles al medio ambiente. Crecerá la dependencia de las importaciones y disminuirá el rendimiento de los cultivos de cereales en esos países.

La producción agrícola mundial podría reducirse 16% para el 2020 debido a que el calentamiento global reduciría la tierra cultivable para ciertas cosechas. Por ejemplo, la tierra para producir trigo podría casi desaparecer en África.

http://www.aporrea.org/internacionales/n105816.html
http://www.cambioclimaticoglobal.com/metano.html